viernes, 24 de julio de 2009

Frontera México - Estados Unidos




México y Estados Unidos comparten una frontera común; con una extensión de 3.141 kilómetros de largo (1.951 millas), cuenta con diversas características tanto geológicas como demográficas propias de la región, las cuales varían desde grandes áreas urbanas como desiertos inhóspitos. Está formada por 10 estados, 48 condados de los Estados Unidos y 80 municipios mexicanos, que constituyen una población total de un poco más de 13 millones de habitantes.

Desde el Golfo de México hasta el Océano Pacífico, cruza en El Paso, Texas, y Ciudad Juárez, Chihuahua, hacia el este, sigue el curso del Río Grande (Río Bravo del Norte) hasta el Golfo de México; desde la misma conurbación binacional hacia el oeste hasta el Océano Pacífico, cruza vastos trazos de los desiertos de Sonora y Chihuahua, el delta del río Colorado, el extremo más al norte de la península de Baja California.

Otra de las características que define a ésta frontera binacional; es la de ser considerada la más transitada del mundo. Según el servicio de Inmigración y Naturalización de los Estados Unidos, en el 2002 más de 190 millones de personas ingresaron a Estados Unidos desde México por medio de 24 puertos de entradas oficiales.





Pero igualmente cuenta con el mayor número de cruces ilegales, lo cual deriva en nefastas consecuencias, debido a la emigración de mexicanos a los estados unidos en busca de mejores condiciones de vida. Un informe del Senado de Estados Unidos publicado en el 2006, indicó que el número de muertes de emigrantes que cruzan la frontera desde México a Estados Unidos en el 2006, se ha duplicado desde el año 2005.
Conforme a los datos del referido informe, demostró que el número anual de muertes aumentó en 1999 de 241 a 472 en el 2000, donde la mayoría de los decesos se produjeron en el sector de Tucson vigilado por la patrulla fronteriza, el cual incluye en gran parte el desierto de Arizona. También se registraron muertes por diversas circunstancias: ahogados en el Rio Bravo, Deshidratados o congelados en el desierto.



En 1983, mediante el Acuerdo de la Paz, la franja fronteriza quedó definida legalmente en 100 kilómetros (62,5 millas) a cada lado del límite internacional. Las zonas fronterizas de los dos países comparten características ambientales, sociales, económicas, culturales y epidemiológicas entre sí, pero funcionan bajo diferentes políticas, normas y reglamentos.




Desde el punto de vista económico, la frontera México – estadounidense, genera aproximadamente 638 millones de dólares por concepto de comercio fronterizo. Las maquiladoras (plantas manufactureras que importan materia prima y piezas para fabricación o ensamblaje con mano de obra mexicana y posterior exportación de los productos acabados), se han convertido en el mayor elemento de comercio de los Estados Unidos con México y son un motor de crecimiento en la zona fronteriza. Cabe destacar, que la mayoría de las maquiladoras son propiedad de los Estados Unidos e importan la mayoría de sus piezas de proveedores estadounidenses. Se estima que en 2004 más de un millón de mexicanos trabajaban en más de 3.000 maquiladoras situadas a lo largo de la frontera.


Debido al incremento paulatino de emigrantes ilegales desde México a Estados Unidos durante las dos últimas décadas, el gobierno estadounidense propuso la construcción de un muro fronterizo entre las dos naciones, con el objetivo de restringir la entrada de inmigrantes mexicanos y centroamericanos a la nación anglosajona en el año 1994. Finalmente en el año 2006 durante el gobierno de George W. Buch, se inició la construcción del muro, con la aprobación por parte de la Cámara de Representantes y el Senado de la resolución 6061, Ley del Cerco Seguro (Secure Fence Act of 2006), el 13 de septiembre de 2006, el cual tendría una envergadura de 1125 kilómetros aproximadamente; todo esto, con el pretexto de incrementar la seguridad nacional derivadas de las políticas asumidas por el presidente norteamericano, luego de los ataques del 11 de septiembre a las torres gemelas de New York.




Actualmente el muro está formado por varios kilómetros de extensión en la frontera Tijuana – San Diego, el cual cuenta con tres bardas de contención, iluminación de muy alta intensidad, detectores de movimiento, sensores electrónicos y equipos de visión nocturna conectados a la policía fronteriza estadounidense (Border Patrol), así como vigilancia permanente con camionetas todo-terreno y helicópteros artillados. Otros tramos de muro existen en los estados de Arizona, Nuevo México y Texas.




Conforme a ello, los emigrantes ilegales han tomado alternativas para cruzar la frontera hacia los Estados Unidos, por el desierto de Arizona lo cual ha resultado en la muerte de miles de personas en busca del American Dream.


No obstante existen otras connotaciones que caracterizan la frontera entre estos dos países norteamericanos, el tráfico de drogas ilícitas y el contrabando de armamento de Estados unidos hacia México, casos que se han convertido en problemas de Estado para los dos países.

Durante la década de los 90’s el tráfico de drogas se incrementó de forma significativa en zonas fronterizas, y con ello la violencia ligada al tráfico de sustancias ilícitas y personas, trayendo como consecuencia una postura más rígida por parte de funcionarios estadounidenses que patrullan la frontera.


En el mismo orden de ideas, funcionarios del gobierno estadounidense ha dado a conocer datos que indican la propagación de los carteles del narco tráfico en 230 ciudades aproximadamente, llegando a lugares distantes como Alaska, Anchorage, Sheboygan y Wisconsin, demostrando nuevas estrategias del crimen organizado para seguir operando en el país norteamericano.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores